Extracto de las Obras de Juan Wesley

OBRAS | Año 2 N° 16

La lectura de sus Obras, Sermones, Cartas y su Diario, son parte de la herencia metodista un “evangelio integral” para nuestra edificación personal y comunitaria.

De su Obra Grave discurso al pueblo de Inglaterra respecto al estado de la nación“ extraemos:

[Impreso en 1778]

Amigos y Compatriotas:

De buena gana les expondré algunas simples consideraciones, dirigidas a todas las personas de sensibilidad y sentido común y que no estén tan completamente prejuiciadas como para no atender razones.

Les ruego que sopesen el asunto con serenidad, a fin de no ser dominados por gente escandalosa y verborrágica, sino para que usen sus propios sentidos, sus ojos y oídos y su propio entendimiento. No se conformen con una parte de la explicación, como muchos lo hacen, sino escuchen la totalidad y entonces juzguen. Tengan paciencia para con la exposición de todas las circunstancias, y entonces podrán formarse un juicio correcto.

Recientemente se llevó a cabo una seria investigación sobre el estado de la nación. Si tal investigación estuviera bien realizada, de manera que el estado real de la nación pudiera ser clara y distintivamente expuesto, podría prestársele atención con excelentes resultados. Podría facilitar al Poder Legislativo corregir o prevenir numerosos males. Además, podría inducir a los que conducen los asuntos públicos a tomar las medidas más efectivas para promover el bienestar sólido y perdurable de todos sus conciudadanos.

Por otra parte, si tal investigación fuera impropiamente realizada y en consecuencia el estado de la nación expuesto erróneamente, de ser representado mucho peor de lo que realmente es, habrían de producirse sobradas malas consecuencias. Desde luego tenderían a perturbar, atemorizar y a descorazonar a la gente; tenderían a deprimir y agriar los espíritus; a provocar amargura entre unos y otros, a indisponerles contra Su Majestad y contra todo lo que proviene de su autoridad. Les haría completamente

desagradecidos a Dios por todas las bendiciones que les rodean. Sería la manera rápida para debilitar nuestras manos y fortalecer las de nuestros comunes enemigos.

…..

«El estado de la nación» es una expresión muy vaga e indefinida. Es tan indefinida que si el sentido de la frase no se establece antes de que se inicie la indagación, gente de elocuencia puede exponer discursos apasionados, de dos o tres horas de duración, sin que ni disertantes ni oyentes se enteren de qué se está hablando.

Discursos de este tipo tienden a enardecer y no a informar a nuestros compatriotas honestos. Su propósito no es traer luz sino fuego; incendiar la nación.

..

Ahora, mis amigos, déjenme resumirles brevemente qué se ofrece por la otra parte. Ruego que observen la diferencia, que adviertan los fundamentos sólidos y firmes sobre los que se construye la conclusión. El estado próspero o adverso de la nación se debe juzgar en base al estado de su población, su agricultura, sus manufacturas, los transportes terrestres y fluviales, los transportes marítimos, su industria pesquera, la tendencia impositiva, sus ganancias anuales y la deuda nacional. Pero han podido observar que en cada uno de estos rubros, considerándolos uno por uno, Inglaterra no está en una situación peor sino en un estado mucho mejor de lo que estaba dieciocho años atrás, y que se encuentra en un estado de gran prosperidad.

¡Por tanto, que nadie les engañe con vanas palabras!

Que nadie les saque de sus cabales con sutiles razonamientos o elaboradas y arteras arengas. Que ningún orador empalagoso esquive a su inteligencia con palabras persuasivas. Que ningún latoso charlatán les llene de falsos temores. Sepan quién se afana en aterrorizarles, acaso sinceramente, con criaturas de su propia imaginación.

Ustedes están rodeados de libertad, paz y abundancia. Lo pueden observar a derecha y a izquierda. Que nadie eche un velo sobre sus ojos y les enrrostren ser pobres y esclavos.

Reconozcan las bendiciones públicas y privadas de que disfrutan y sean agradecidos a Dios y a los seres humanos….

Londres

20 de febrero de 1778.”

La selección de los párrafos de los textos fueron elegidos teniendo en cuenta varios criterios (temática, extensión, contenido del mensaje, impacto en el lector, etc.) sin embargo no excluyen cierta cuota de arbitrariedad difícil de evitar, por lo cual pedimos disculpas por anticipado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s