Extracto de las Obras de Juan Wesley

OBRAS | Año 2 N° 17

La lectura de sus Obras, Sermones, Cartas y su Diario, son parte de la herencia metodista un “evangelio integral” para nuestra edificación personal y comunitaria.

De su Obra “Reflexiones sobre la Esclavitud“ extraemos:

“Por esclavitud, quiero referirme a la esclavitud doméstica, o sea la relación de un sirviente con su amo.
Un reciente e ingenioso escritor dice bien: «La variedad de formas en que se manifiesta la esclavitud, hace casi imposible expresarla apropiadamente mediante una definición. No obstante, hay ciertas propiedades que han acompañado a la esclavitud en muchos lugares, por lo cual es fácilmente distinguible de la moderada servidumbre doméstica existente en nuestro país.»*

La esclavitud implica la obligación de un servicio perpetuo, una obligación que sólo puede ser anulada mediante el consentimiento del amo. En algunos países ni siquiera el mismo amo puede revocarla sin que medie la aprobación de los jueces designados por la ley.
Generalmente otorga al amo un poder arbitrario para cualquier corrección, con tal que no afecte la vida o los miembros del cuerpo. Algunas veces aun éstos están expuestos a su voluntad, o sólo protegidos por una multa, algún castigo liviano, demasiado insignificante para contener a un amo de temperamento duro. Crea la incapacidad de adquirir cualquier cosa, excepto que sea para el beneficio del amo. Permite al amo enajenar al esclavo, de la misma manera que sus vacas y caballos. Finalmente, la esclavitud se traspasa, en toda su extensión, del padre al hijo, aun hasta la última generación.
….
Desde ese tiempo la esclavitud estaba casi extinguida hasta comienzos del siglo XVI, cuando el descubrimiento de América y de las costas occidentales y orientales de África dieron ocasión a su resurgimiento.
Surgió por intermedio de los portugueses quienes, para suplir a los españoles con hombres para labrar sus nuevas posesiones en América, capturaban negros del África que vendían como esclavos a los españoles de América.

Esto comenzó en 1508 cuando importaron los primeros negros en la isla La Española. En 1540 Carlos V, por entonces Rey de España, determinó poner fin a la esclavitud de los negros ordenando que todos los esclavos negros de los dominios españoles fueran liberados. Y esto fue debidamente llevado a cabo por Lagasca, a quien envió y dio poderes para liberar a todos con la condición de que siguieran trabajando para sus amos. Pero apenas Lagasca retornó a España, volvió la esclavitud y floreció como antes.
Posteriormente, otras naciones, a medida que consiguieron posesiones en América, siguieron el ejemplo de los españoles, y la esclavitud se arraigó profundamente en la mayoría de nuestras colonias americanas.

Tal es la naturaleza de la esclavitud, tal el comienzo de la esclavitud de los negros en América.”

*Véase la obra de Hargrave Plea for Somerset the Negro.

La selección de los párrafos de los textos fueron elegidos teniendo en cuenta varios criterios (temática, extensión, contenido del mensaje, impacto en el lector, etc.) sin embargo no excluyen cierta cuota de arbitrariedad difícil de evitar, por lo cual pedimos disculpas por anticipado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s