Extracto de las Cartas de Juan Wesley

CARTAS | Año 2 N° 17

La lectura de sus Obras, Sermones, Cartas y su Diario, son parte de la herencia metodista un “evangelio integral” para nuestra edificación personal y comunitaria.

De su carta al “Rvdo. Westley Hall”* extraemos:

[27-30 de diciembre de 1745]

Querido hermano:
Ahora está usted actuando como un amigo. Nuestro deseo desde hace tiempo ha sido que usted pudiera hablar libremente. Nosotros haremos lo mismo. ¡Lo que todavía no
sabemos, permita Dios revelárnoslo!
…..
Usted piensa, en tercer lugar, «Que hay otras cosas que nosotros defendemos y practicamos, en contradicción abierta a las órdenes de la Iglesia de Inglaterra. Y esto usted lo juzga como una objeción justificada contra la sinceridad de nuestra profesión de adherirnos a ella.»
Compare lo que profesamos con lo que practicamos, y posiblemente juzgará de otra manera.
Profesamos:
(1) que obedeceremos todas las leyes de la Iglesia (aquellos preceptos que creemos lo sean, pero no las costumbres de las cortes eclesiásticas) siempre y cuando podamos hacerlo con la conciencia tranquila;
(2) que obedeceremos, con las mismas restricciones, a los obispos, como ejecutores de esas leyes; pero a su sola voluntad, distinta a esas leyes, no le profesamos obediencia alguna.
Indíquenos, pues, qué es lo que hay en nuestra práctica que sea una «contradicción abierta» a estas profesiones.

¿Lo es la prédica al aire libre?
De ninguna manera es esto contrario a ninguna ley que profesamos obedecer.

¿Permitir que haya predicadores laicos?
No estamos seguros de que esto sea contrario a tal ley. Pero en caso de que lo sea, ésta es una de las excepciones, las cuales no podemos obedecer con la conciencia tranquila. Por lo tanto (correctos o incorrectos en otras declaraciones) esto no constituye, sin embargo una objeción justificada en contra de nuestra sinceridad.

¿Las reglas y direcciones impartidas a nuestras sociedades?
Las cuales, dice, usted son una disciplina completamente prohibida por los obispos.
¿Cuándo y dónde algún obispo prohibió esto? Y si alguno lo hizo, ¿bajo cuál ley? No conocemos ni el hombre que en algún momento lo hizo, ni la ley bajo la cual pudiera hacer la prohibición.

¿Permitirles a las personas (pues no exigimos a nadie) «comulgar en la capilla, en contravención» (usted piensa) «a todas esas leyes que requieren a todos asistir siempre a su propia parroquia y pastor, y comulgar sólo en su mesa?»
¿Qué leyes son ésas? Nosotros no hemos podido encontrarlas. Y hasta que sean presentadas, todo lo que tan frecuentemente se dice de unidad parroquial, etc., es meramente gratis dictum* Consecuentemente, esto tampoco es una objeción justificada en contra de la sinceridad de ninguna de nuestras profesiones.

30 de diciembre de 1745.
J[uan] W[esley]

*Es común encontrar expresiones en latín en los textos de Wesley, en este caso “gratis dictum” significa “una idea sin fundamento”.

La selección de los párrafos de los textos fueron elegidos teniendo en cuenta varios criterios (temática, extensión, contenido del mensaje, impacto en el lector, etc.) sin embargo no excluyen cierta cuota de arbitrariedad difícil de evitar, por lo cual pedimos disculpas por anticipado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s