Extracto de las Obras de Juan Wesley

OBRAS | Año 2 N° 18
 La lectura de sus Obras, Sermones, Cartas y su Diario, son parte de la herencia metodista un “evangelio integral” para nuestra edificación personal y comunitaria.
De su Obra “Un estimado de la conducta contemporánea“ extraemos:
[Publicado en el año 1782]
“Hace algunos años un señor muy ingenioso publicó un trabajo con este título. En su opinión, el lujo y la holgazanería caracterizan a los ingleses de nuestro tiempo.
 Yo no diría tanto, pero coincido con él en que nunca antes se vio en Inglaterra tanto lujo y tanta holgazanería como ahora.
 Con respecto a la holgazanería, basta recordar que lo habitual para nuestros antepasados era levantarse a las cuatro de la mañana. Esta era la hora estipulada, invierno y verano, para todas las personas sanas. Las dos Cámaras del Parlamento sesionaban «a las cinco», hora quinta antemeridiana, según consta en sus Actas. Pero, ¿qué ocurre con la gente moderna hoy en día? Son contadas las ocasiones en que logran vestirse antes de las ocho o nueve de la mañana; quizás algunos no lo hacen antes de las doce.
 ¿Y qué hacen una vez levantados?
Todo el día pasan mientras gentilmente descansan ¡Muchos de ellos son tan poco aptos para el trabajo que apenas si pueden sostenerse sobre sus propios pies!
 ¡Cuántos, aun siendo jóvenes y saludables, son tan holgazanes que no quieren caminar ni montar a caballo!
 Pasan los días en total inactividad, recostados en sus carruajes--los cuales han llegado a ser sumamente accesibles.
 Ahora incluso los pequeños propietarios o comerciantes deben tener el suyo propio, aunque sólo se trate de coches abiertos. He aquí una de las importantes causas (junto con la intemperancia) de las innumerables afecciones nerviosas que padecemos. Los remedios o los baños de agua fría deninguna manera pueden reemplazar la actividad física, tan imprescindible para la salud del cuerpo como el sueño y el alimento.
Admito, también, que creció considerablemente el gusto por la extravagancia en la comida, la bebida, la vestimenta y el mobiliario. ¡Es sorprendente la variedad de comidas que se ve! Y no sólo en la mesa de los nobles, sino en cualquier fiesta como, por ejemplo, las que organiza la Asociación de Zapateros o de Sastres de una ciudad.
 ….
 ¡Cuánta extravagancia puesta de manifiesto en el costoso mobiliario de las casas de todos nuestros grandes hombres! Y, naturalmente, el lujo aumenta nuestra pereza porque nos inhabilita para cualquier tipo de ejercicio físico o mental. La pereza, por su parte, al destruir todo afán o aspiración, nos vuelca más hacia la búsqueda del lujo.
 Cuántas personas, a causa de una vida rodeada de lujos y placeres, finalmente han sucumbido a la gula y a la bebida, así como también a todas las indecencias que generalmente las acompañan.
 ……
 Sea cual fuere la situación de muchas personas de la nobleza y de la clase alta--la suma de ambos grupos no representa siquiera el veinte por ciento del total de la población-- no es cierto que la holgazanería sea la característica general--mucho menos universal--del pueblo inglés. No sólo existen caballeros y también nobles de antigua estirpe que son modelos de laboriosidad para cuantos están a su alrededor, sino que tampoco se puede negar que la gran mayoría de las personas de clase media y baja trabajan de la mañana a la noche, desde que comienza el año hasta que termina. No dudo que quienes conozcan otros pueblos no tendrán reparos en testificar que en la actualidad la mayor parte de los ingleses son tan esforzados como cualquier otra nación del planeta.
 …..
 Mucho menos exacto sería afirmar que la holgazanería es algo peculiar de la nación inglesa. ¿No existe acaso en Holanda? ¿No existe en Alemania? Ciertamente Francia tiene más que suficiente en cada una de sus regiones, pero donde la cosecha es realmente abundante es en Italia, España y Portugal. De modo que es totalmente falso afirmar que en la actualidad la holgazanería es una característica de la nación inglesa.
 …..
 Ahora bien, si no es la holgazanería y el lujo lo que caracteriza a la nación inglesa hoy, ¿qué es lo que nos caracteriza? La falta de piedad. Esto es lo que caracteriza hoy al pueblo inglés. La falta de piedad es nuestra característica universal, permanente y particular.
 No me estoy refiriendo al deísmo, es decir, la no aceptación de la religión revelada. No, un deísta es una persona respetable comparada con una persona falta de piedad. Cuando hablo de falta de piedad, me estoy refiriendo, primeramente, a una total ignorancia de Dios; segundo, un absoluto desprecio hacia él…”

La selección de los párrafos de los textos fueron elegidos teniendo en cuenta varios criterios (temática, extensión, contenido del mensaje, impacto en el lector, etc.) sin embargo no excluyen cierta cuota de arbitrariedad difícil de evitar, por lo cual pedimos disculpas por anticipado.

Anuncios

One thought on “Extracto de las Obras de Juan Wesley

  1. Juan Wesley al enfatizar sobre la falta de piedad en la persona humana la caracteriza como, ¨universal, permanente y particular”, expresa: “Cuando hablo de falta de piedad, me estoy refiriendo, primeramente, a una total ignorancia de Dios; segundo, un absoluto desprecio hacia él…” Juan Wesley escribe acerca de dos momentos: “primeramente a una total ignorancia de Dios”. La pregunta es a qué clase de ignorancia se refiere, ¿a la ignorancia de la persona humana de la verdad de Dios o a la voluntad consciente de ignorar a Dios? En segundo lugar, manifiesta “un absoluto desprecio de Dios”. En esta segunda declaración, es evidente que la persona humana voluntariamente tiene la intención de despreciar a Dios. Si se consideran ambos momentos como un todo en contexto la “total ignorancia de Dios” y “un absoluto desprecio hacia él”, queda en evidencia que la persona humana en su estado de necedad desprecia la posibilidad de conocer a Dios y más aún como que quiere desconocer totalmente a Dios de manera despreciativa.
    Hay dos conductas de la persona humanas que se complementan en su relación con Dios. Una conducta es la “misericordia” que se practica en compasión hacia el prójimo. Otra, es la “piedad” manififestada como devoción hacia Dios. El apóstol Pablo, en 1a. Timoteo, Capítulo 4, versos 7 y 8, pone de relieve los beneficios que reciba la persona humana que practica la “piedad” como devoción a Dios de la siguiente manera: “Ejercítate para la piedad […] la piedad para todo aprovecha, pues tiene promesa de esta vida presente, y de la venidera. El apóstol tiene una visión doble de la vida en piedad hacia Dios pues es una promesa para la vida presente y para la vida venidera. Es como si el apóstol reflexionara con profundidad en el sentido de que la vida en piedad hacia Dios “se vive en el presente como preparación para la vida en el cielo”.
    Gracias a Dios que participa con la persona humana la “misericordia” y la “piedad” por medio de Su gracia como don celestial.
    Horacio R. Suárez

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s