Extracto de los Diarios de Juan Wesley

DIARIO | Año 2 N° 20

La lectura de sus Obras, Sermones, Cartas y su Diario, son parte de la herencia metodista un “evangelio integral” para nuestra edificación personal y comunitaria.

De su Diario extraemos:Jueves 4 de junio de 1747.

Reduje los dieciséis mayordomos a siete, a quienes se dieron las siguientes instrucciones:

1) Serán hombres llenos del Espíritu Santo y sabiduría y harán todas las cosas en forma aceptable a Dios.

2) Estarán presentes cada martes y jueves en la mañana para desempeñar los asuntos temporales de la sociedad.

3) Deben iniciar y terminar cada reunión con ferviente oración a Dios pidiendo su bendición sobre todos sus quehaceres.

4) Deben presentar sus cuentas el primer martes de cada mes para que puedan ser transferidas al libro mayor.

5) Tomarán por turno, mes a mes, la presidencia. La presidencia verá que todas las reglas se cumplan con puntualidad y confrontará a quien las infrinja.

6) No harán nada sin el consentimiento del ministro, ya sea explícito, o ya un consentimiento que razonablemente debería esperarse.

7) Deben considerar que cada vez que se reúnen, «Dios está presente». Por lo tanto, háganlo con reverencia. No pronuncien palabras frívolas. Hablen como si estuvieran en su presencia y para la gloria de su gran nombre.

8) Cuando algo esté en debate, que uno a la vez se ponga de pie y hable y que el resto preste atención. Que hable lo suficientemente alto para ser escuchado y no más, en amor y espíritu de mansedumbre.

9) Deben orar sin cesar y esforzarse porque una santa armonía de mente prevalezca en todas las cosas que subsistan entre ustedes. Que en cada paso sean solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz.

10) Que en todos los debates sean cuidadosos sobre sus espíritus, evitando como al fuego todo clamor y contención, siendo prontos para oír, tardos para hablar, y en cuanto a honra, prefiriéndoos los unos a los otros.

11) Si no pueden consolar a los pobres, no los hagan sufrir. Denles palabras suaves, por lo menos. Absténganse de miradas duras o palabras fuertes. Permítanles acercarse con gozo, aunque se vayan vacíos. Pónganse en el lugar de cada pobre y trátenlo como quisieran que Dios les trate a ustedes.

Estas instrucciones cuyos nombres se suscriben (siendo los mayordomos actuales de la sociedad en Londres) las recibimos de todo corazón y deseamos fervientemente hacerlas cumplir. Como testigo de ello ponemos nuestras manos.

N.B. Si cualquier mayordomo transgrediera cualquiera de las reglas que preceden, después de haber tenido tres amonestaciones por el presidente (cuya notificación debe ser entrega de inmediato al ministro) dejará de ser mayordomo.

La selección de los párrafos de los textos fueron elegidos teniendo en cuenta varios criterios (temática, extensión, contenido del mensaje, impacto en el lector, etc.) sin embargo no excluyen cierta cuota de arbitrariedad difícil de evitar, por lo cual pedimos disculpas por anticipado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s