Extracto de las Obras de Juan Wesley

OBRAS | Año 3 N°2

La lectura de sus Obras, Sermones, Cartas y su Diario, son parte de la herencia metodista un “evangelio integral” para nuestra edificación personal y comunitaria.

De su Obra “Pensamientos sobre el Metodismo” extraemos:

“No tengo temor de que el pueblo llamado metodista deje de existir alguna vez en Europa o en Norteamérica. Mi temor es que lleguen a permanecer como una secta muerta, como una forma de religión sin poder. Y tal será indudablemente el caso, a menos que se mantengan firmes en la doctrina, en el espíritu y en la disciplina con los cuales se iniciaron.

¿Cuál será su doctrina fundamental? Que la Biblia es la verdad total y única, tanto de la fe como de la práctica cristiana. Por ella aprendieron: (1) Que la religión es un principio interior, el cual no es otra cosa que el sentir que hubo en Cristo, es decir, la renovación del alma de acuerdo a la imagen de Dios, en rectitud y verdadera santidad. (2) Que esto sólo puede ser forjado en nosotros por el poder del Espíritu Santo. (3) Que recibimos ésta y toda otra bendición, meramente por el amor de Cristo; y (4) Que quienquiera tenga el sentir que hubo en Cristo, el tal es nuestro hermano, hermana y madre.

En el año 1729, cuatro jóvenes de Oxford se pusieron de acuerdo en reunirse diariamente por las noches.
Todos eran miembros celosos de la Iglesia de Inglaterra y no tenían opiniones peculiares, pero se distinguían por su asistencia constante a la iglesia y su participación en los sacramentos. En 1735 el grupo había crecido hasta quince, cuando el que los dirigía se embarcó para Norteamérica con la intención de predicarles a los indígenas paganos. El metodismo pareció decrecer, pero en el año 1738 volvió a revivir. Ello ocurrió después que el señor Wesley (a quien no se le permitía predicar en las iglesias) comenzó a predicar al aire libre. Como unos y otros iban a consultarle individualmente sobre qué debían hacer para ser salvos, les sugirió reunirse en grupo, lo cual aceptaron, incrementándose el número de continuo. En el mes de noviembre le fue ofrecido el edificio conocido con el nombre de Foundery [La Fundición], y allí comenzó dos predicaciones diarias: una a la cinco de la mañana y otra a las siete de la tarde, de tal manera que el trabajo no dificultara la asistencia de la gente.

Desde el principio los hombres y las mujeres se sentaron separados, como se hacía en la iglesia primitiva, y nadie pretendía tener un sitio fijo sino que los que llegaban primero se sentaban en los primeros lugares. No había bancos de iglesia, sino simples bancos de igual construcción para todos, fueran ricos o pobres.*
El señor Wesley comenzaba el culto con una breve oración, se cantaba un himno y luego seguía la predicación por alrededor de media hora, concluyendo el servicio con otro himno y una oración.
Su doctrina constante era la salvación por la fe precedida por el arrepentimiento y seguida de una vida santa.
…..
Para aquéllos que sabían en quién habían creído se proveía otra ayuda. Cinco o seis hombres, solteros o casados, se reunían a la hora que les fuera conveniente de acuerdo al consejo de Santiago, que dice: «Confesaos vuestras ofensas unos a otros y orad unos por otros, para que seáis sanados». También cinco o seis mujeres solteras o casadas se reunían con el mismo fin. Las bendiciones que han recibido estos grupos son innumerables, especialmente aquellos que marchaban hacia la perfección.
….
De este corto esbozo del llamado metodismo, cualquier persona comprensiva puede discernir fácilmente que se trata de una sencilla religión bíblica, difundida por medio de algunos reglamentos prudentes. Su esencia es la santidad de corazón y de vida; todas las circunstancias apuntan a ello. Y mientras éstas se mantengan unidas en las personas llamadas metodistas, ninguna agresión en su contra podrá prosperar.
…..
Nos compete comprender nuestra situación presente. Me temo que donde han aumentado las riquezas (con sumamente pocas excepciones) la esencia de la religión, el sentir que hubo en Cristo, habrá decrecido en la misma proporción. Por tanto, no veo cómo es posible, según la naturaleza de las cosas, que un reavivamiento de la religión verdadera continúe por mucho tiempo. Porque la religión produce necesariamente tanto laboriosidad como frugalidad.
Y éstas no pueden sino producir riqueza. Pero al acrecentarse las riquezas, lo mismo ocurrirá con el orgullo, la ira y el amor al mundo en todas sus manifestaciones.

Entonces, ¿cómo es posible que el metodismo, es decir la religión del corazón, aunque florezca ahora como laurel verde, permanezca en este estado? Porque los metodistas en todas partes se hacen cada vez más diligentes y frugales, y en consecuencia aumentan sus bienes. De ahí que aumenten proporcionalmente en orgullo, en ira, en los deseos de la carne y de los ojos y en la vanagloria de la vida.
Así que, aunque la forma de la religión permanezca, el espíritu se desvanece rápidamente.

¿Existe alguna manera de prevenir esta continua pérdida de la religión pura? No debemos prohibir a la gente que sea diligente y frugal. Debemos exhortar a todos los cristianos a que ganen y a que ahorren todo lo que puedan, es decir, en efecto, a que se enriquezcan.

Y pregunto nuevamente, ¿qué camino podemos tomar para que nuestro dinero no nos hunda en lo más profundo del infierno? Hay un solo camino bajo el firmamento: si aquellos que ganan todo lo que pueden y ahorran todo lo que pueden de la misma manera dan todo lo que pueden, entonces cuanto más ganen, tanto más crecerán en gracia, y tanto más tesoros acumularán en el cielo.

Londres, 4 de agosto de 1786.

*Era una práctica común de la época que las familias ricas, tenían asientos reservados en las iglesias. Incluso en nuestro país –los que tenemos algunos años- hemos llegado a ver esto en las Iglesias más tradicionales. [HD]

La selección de los párrafos de los textos fueron elegidos teniendo en cuenta varios criterios (temática, extensión, contenido del mensaje, impacto en el lector, etc.) sin embargo no excluyen cierta cuota de arbitrariedad difícil de evitar, por lo cual pedimos disculpas por anticipado.

Anuncios

2 thoughts on “Extracto de las Obras de Juan Wesley

  1. ES MUY PUNTUAL EL PASTOR JUAN WESLEY. COMO VISIONARIO SE ADELANRO A SU TIEMPO Y ES TRISTE VER QUE NO SE EQUIVOCO, DIOS ABTRA LOS OJOS ESPIRITUALES DE EL PUEBLO METODISTA PARA NO CAER EN LA TRADICION NI EL COMFORMISMO SHALOM

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s