Extracto de la Cartas de Juan Wesley

CARTAS | Año 3 N°3

La lectura de sus Obras, Sermones, Cartas y su Diario, son parte de la herencia metodista un “evangelio integral” para nuestra edificación personal y comunitaria.

De su Carta a “John Downes”* extraemos:

Londres, 28 de noviembre de 1751.

Mi estimado hermano,

Me parece que usted me escribe como si no quisiera.

Me alegro que haya ido a Alnwick. El método que escogió de hablar por separado con cada persona en la sociedad, me dicen, ha sido una gran bendición para ellos. No veo cómo usted pudo haber tratado más favorablemente a Thomas Grumble que como lo hizo. Si él quiere dejar la sociedad, tendrá que dejarla. Pero si lo hace, usted queda exonerado.

No sé qué más hacer por la pobre Jenny Keith. ¡Ay, de qué altura ha caído! ¡Qué antorcha que ardía y alumbraba era ella hace seis o siete años! Pero así ha sido siempre. Muchos primeros serán postreros, y postreros, primeros.

¿Cómo se mantiene usted ocupado desde las cinco de la mañana hasta las nueve de la noche? (Porque supongo que necesita ocho horas para dormir.) ¿Qué pasa con la lógica y el latín? ¿Está su alma viva y más sedienta de Dios?

Soy, su afectuoso amigo y hermano,

Juan Wesley

*John Dwones era un Predicador Laico ver artículo en el blog Historia Metodista: (https://wordpress.com/post/histometodista.wordpress.com/140)

La selección de los párrafos de los textos fueron elegidos teniendo en cuenta varios criterios (temática, extensión, contenido del mensaje, impacto en el lector, etc.) sin embargo no excluyen cierta cuota de arbitrariedad difícil de evitar, por lo cual pedimos disculpas por anticipado.

Anuncios

2 thoughts on “Extracto de la Cartas de Juan Wesley

  1. En el presente Extracto, Juan Wesly deja enseñanzas muy valiosas. Pondera al predicador laico John Downes por la práctica de una “Educación personalizada” pues se dedicó a orientar a cada persona de manera individual, metodología que fue muy apreciada por la sociedad. Una segunda enseñanza de Juan Wesley es que si bien reconoce la dedicación al trabajo de dicho predicador lo alienta para que ocupe de su comunión con Dios y del estudio personal de “lógica y latín”. Con los múltiples atractivos del Siglo XXI, ¿los cristianos no dedicamos con pasión a estar en comunión con Dios y nuestra formación personal que es para toda la vida?

    Me gusta

    • Es interesante comprobar como Juan Wesley estaba en todos los detalles. Ejercía la supervisión de los ministros que estaban bajo su conexión, en los aspectos pastorales de las sociedades metodistas pero además en la capacitación y formación de los “predicadores laicos”. Sabemos que dedicó mucho tiempo en la publicación de libros para el ministerio laico, pero acá insta a Downes a no abandonar sus estudios de lógica y latín. Esto nos lleva a dos cosas, la primera que no todos los predicadores eran personas improvisadas, la segunda; que anualmente Wesley anualmente se tomaba el trabajo de renovarle la “licencia”, es decir, ponerlo a prueba.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s