Extracto de los Sermones de Juan Wesley

SERMONES | Año 3 N° 5

De su Sermón “Sobre el sermón del Señor en la montaña” [Discurso 4] extraemos:

Mateo 5:13-16

Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se

desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para

nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres.

Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada

sobre un monte no se puede esconder.

Ni se enciende una luz y se pone debajo de un

almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa.

Así alumbre vuestra luz delante de los hombres,

para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a

vuestro Padre que está en los cielos.

 

 

°Primero, trataré de demostrar que el cristianismo es esencialmente una religión social, y que tratar de hacerlo una religión solitaria es en verdad destruirlo. Por cristianismo quiero decir ese método de adorar a Dios que Jesucristo reveló a la humanidad. Cuando digo que esta es esencialmente una religión social, quiero decir que no sólo no puede subsistir sino que de ninguna manera puede existir sin la sociedad, sin vivir y mezclarse con los seres humanos.

Y al tratar de demostrar esto me limitaré a las consideraciones que se desprenden del mismo discurso que estamos examinando. Y si esto quedare demostrado entonces hacer de esta una religión solitaria es sin duda destruirla.

Otra parte necesaria del verdadero cristianismo es la pacificación o hacer el bien. Que esto es igualmente esencial a las otras partes de la religión de Jesucristo no puede argumentarse con más fuerza–y sería absurdo buscar cualquiera otro–que el hecho de estar incluido en el plan original que él ha establecido como los fundamentos de su religión. Por tanto, dejar esto de lado es el mismo atrevido insulto contra la autoridad de nuestro gran Maestro que dejar de lado la misericordia, la pureza de corazón, o cualquier otra parte de su institución.

….

«Vosotros» cristianos «sois la luz del mundo».

Ustedes los cristianos son la luz del mundo en razón de sus disposiciones y acciones. Su santidad los hace tan conspicuos como el sol en medio del cielo. Así como no pueden salirse del mundo, así tampoco pueden permanecer en él sin dejarse ver por el género humano. No les es dado huir de los seres humanos, y mientras estén entre ellos, será imposible ocultar su humildad y mansedumbre y aquellas otras disposiciones por las cuales aspiran a ser perfectos, como su Padre que está en los cielos es perfecto. Ni puede ocultarse el amor más que la luz, y mucho menos cuando resplandece en acción, cuando ustedes lo ejercitan en las obras de amor, y en toda clase de benevolencia.

Sería más fácil a la gente esconder una ciudad que a un cristiano; sí, a una ciudad asentada sobre un monte que a un cristiano santo, celoso y activo amante de Dios y de los seres humanos.”

La selección de los párrafos de los textos fueron elegidos teniendo en cuenta varios criterios (temática, extensión, contenido del mensaje, impacto en el lector, etc.) sin embargo no excluyen cierta cuota de arbitrariedad difícil de evitar, por lo cual pedimos disculpas por anticipado.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s