Extracto de los Diarios de Juan Wesley

DIARIO | Año 3 N° 9

La lectura de sus Obras, Sermones, Cartas y su Diario, son parte de la herencia metodista un “evangelio integral” para nuestra edificación personal y comunitaria.

De su Diario extraemos:

Lunes 6 de noviembre de 1758.

Una gran congregación asistió entre cuatro y cinco de la mañana. Partí a las seis con toda tranquilidad, dejando una sociedad bien establecida y unida. Prediqué en Kenninghall como a las diez y en Lakenheath en la noche. Después de descansar un día, el miércoles 8 proseguí, una jornada dura de un día, a Bedford.

Había decidido pasar dos noches aquí. Pero el Sr. Parker me informó que el Sr. Berridge quería que fuera a verlo tan pronto como fuera posible. Salí para Everton el jueves 9. Encontré al Sr. Berridge subiéndose al caballo, y proseguimos juntos, y en la noche prediqué en Wrestlingworth en una iglesia grande, llena de oyentes atentos.

Nos hospedamos en casa del Sr. Hick, el vicario, un testigo de la fe que antes persiguió. A la mañana siguiente prediqué en su iglesia de nuevo. En medio del sermón una mujer en frente de mí se desplomó como si estuviera muerta, como otra lo hizo la noche anterior.

En corto tiempo se recuperó y permaneció profundamente convencida de su deseo por Cristo. De aquí cabalgamos a la casa del Sr. Berridge en Everton. Por muchos años el estuvo buscando ser justificado por sus obras. Pero algunos meses atrás quedó completamente convencido que por gracia somos salvos por medio de la fe (Ef.2,8).

Inmediatamente empezó a proclamar en voz alta la salvación que hay en Jesús. Dios confirmó su propia palabra, exactamente como lo hizo en Bristol al comienzo, por medio del arrepentimiento y la fe en los oyentes y con los mismos síntomas violentos y externos.

Prediqué a las seis en la noche y a las cinco en la mañana y algunos fueron tocados tanto como en Wrestlingworth. Uno de ellos fue traído a la casa, con quien pasamos un buen tiempo en oración. Luego me apuré en continuar y poco antes de que oscureciera llegué a la Fundición*.

 

 *La Fundición era un salón de predicación metodista en Londres.

 

La selección de los párrafos de los textos fueron elegidos teniendo en cuenta varios criterios (temática, extensión, contenido del mensaje, impacto en el lector, etc.) sin embargo no excluyen cierta cuota de arbitrariedad difícil de evitar, por lo cual pedimos disculpas por anticipado.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s