Extracto de las Obras de Juan Wesley

OBRAS | Año 3 N° 12

La lectura de sus Obras, Sermones, Cartas y su Diario, son parte de la herencia metodista un “evangelio integral” para nuestra edificación personal y comunitaria.

De su Obra “El Servicio Dominical de los Metodistas en Norteamérica, con otros servicios ocasionales” [1784]* extraemos:

Oración y Acción de Gracias

Para usarse cada Día del Señor

Oh Dios, creador y conservador del género humano, te suplicamos humildemente por las personas de toda clase y condición, suplicándote les hagas conocer tus caminos y tu salvación a todas las naciones. Más específicamente, oramos por la iglesia católica, que pueda ser guiada y gobernada por tu Santo Espíritu, para que todos los que profesan y se llaman a sí mismos cristianos puedan ser guiados en el camino de la verdad y mantengan la fe en la unidad de espíritu, en el vínculo de la paz y en rectitud de vida. Finalmente, encomendamos a tu bondad paternal a todos a los que, de alguna manera, se encuentran afligidos o angustiados en mente, cuerpo o en sus posesiones [especialmente a aquéllos por quienes se elevan nuestras oraciones. (Esto se dirá cuando alguien pida las oraciones de la congregación.)]; suplicándote les consueles y alivies según sus necesidades, dándoles paciencia en sus sufrimientos y un feliz alivio de todas sus aflicciones; esto lo suplicamos por amor de Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Omnipotente Dios, Padre de toda misericordia, nosotros tus indignos siervos te damos las más humildes y cordiales gracias por toda tu bondad y benignidad para con nosotros y toda la humanidad [particularmente con los que ahora desean ofrecerte sus alabanzas y acciones de gracias por las mercedes que les has concedido. (Esto se dirá cuando alguien desee dar gracias por las bendiciones que se le han concedido)]. Te bendecimos por nuestra creación, conservación y todas las bendiciones de esta vida; pero sobre todo, por tu infinito amor en la redención del mundo por nuestro Señor Jesucristo; por los medios de gracia y por la esperanza de gloria. Y te suplicamos nos des pleno conocimiento de todas tus misericordias para que nuestros corazones se llenen de gratitud y te alabemos no únicamente con nuestros labios, sino también con nuestras vidas, entregándonos a tu servicio y caminando delante de ti en santidad y justicia todos nuestros días, por Jesucristo nuestro Señor, a quien contigo y el Espíritu Santo, sea honor y gloria, por siempre jamás. Amén.

 

*Como el mismo lo expresa en la Introducción, lo que proveyó Juan Wesley es una adaptación del Libro de Oración Común de la Iglesia de Inglaterra.

 

La selección de los párrafos de los textos fueron elegidos teniendo en cuenta varios criterios (temática, extensión, contenido del mensaje, impacto en el lector, etc.) sin embargo no excluyen cierta cuota de arbitrariedad difícil de evitar, por lo cual pedimos disculpas por anticipado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s