Extracto de los Diarios de Juan Wesley

DIARIO | Año 4 N° 6

La lectura de sus Obras, Sermones, Cartas y su Diario, son parte de la herencia metodista un “evangelio integral” para nuestra edificación personal y comunitaria.

De su Diario extraemos:

 

Lunes 20 de junio 1774.

Como a las nueve, partí para Horsley con el Sr. Hopper y el Sr. Smith. Llevé a la Sra. Smith y a sus dos pequeñas niñas en el carruaje conmigo.

Cerca de dos millas del pueblo, justo al borde del cerro, y repentinamente, los dos caballos sin causa alguna visible se desbocaron colina abajo como flecha salida del arco. En un minuto, Juan se cayó del pescante. Los caballos entonces corrían a toda velocidad, algunas veces al borde del precipicio a la derecha, a veces a la izquierda.

Una carreta se apareció en sentido contrario: los caballos la esquivaron exactamente como si el hombre estuviera en el pescante. Un puente angosto estaba al pie del cerro. Ellos fueron directamente por el centro del mismo. Corrieron hacia el siguiente cerro con la misma velocidad. Muchas personas nos encontraban, pero se quitaban del camino. Cerca de la cima del cerro había un portón que conducía al patio de una finca. Estaba abierto. Los caballos dieron media vuelta y pasaron sin tocar el portón de un lado ni el poste del otro.

Pensé, «sin embargo, el portón que está al otro lado del campo, y que está cerrado, los detendrá». Pero ellos lo traspasaron como si hubiera sido telaraña y continuaron galopando hacia el sembrado de maíz.

Las pequeñas niñas gritaban: «Abuelo, sálvanos». Les dije: «Nada les hará daño; no tengan miedo». No sentí más temor o inquietud (¡bendito sea Dios!) que el que hubiera tenido sentado en mi estudio Los caballos continuaron corriendo hasta que llegaron al borde de un precipicio profundo. En ese momento, el Sr. Smith, que no pudo alcanzarnos antes, cabalgó aprisa entre el precipicio y nosotros. Al momento los caballos se detuvieron. De haber continuado un poco más, ¡él y nosotros nos hubiéramos caído juntos!

Estoy convencido que ángeles tanto malos como buenos tuvieron que ver mucho en esta operación: Lo que yo hago, tú no lo comprendes ahora; pero lo entenderás después (Jn.13,7).

Pienso que algunas de las más extraordinarias circunstancias fueron: (1) Los dos caballos, que eran mansos y tranquilos a más no poder, empezaron en el momento justo cuando estaban en la cima del cerro y corrieron hacia abajo a toda velocidad. (2) El cochero fue arrojado de cabeza con tal violencia y sin embargo no se lastimó en nada. (3) El carruaje corrió una y otra vez al borde de los precipicios sin caer en ellos. (4) Se esquivó la carreta. (5) El haber atravesado justo por el centro del puente. (6) La media vuelta de los caballos al pasar el primer portón, en forma tal que ningún cochero en Inglaterra hubiera podido darles la vuelta, pues galopaban a toda prisa. (7) El haber pasado al segundo portón como si hubiera sido humo, sin disminuir el paso del todo. Esto hubiera sido imposible de no ser que el poste del carruaje golpeó exactamente en el centro del portón; de ahí que todo el portón, debido al impetuoso golpe repentino, se rompió en pequeños pedazos. (8) Que la niñita, que gritaba de miedo, al oírme decir, «Nada te hará daño», dejó de llorar y se quedó tranquila. Y por último, el Sr. Smith llegó justo a tiempo.

Un minuto más y hubiéramos estado abajo en el precipicio. Y de no haberse parado los caballos al instante, nos hubieran llevado a él y a nosotros todos juntos al abismo! Díganlo los redimidos de Jehová, los que ha redimido del poder del enemigo (Sal.107,2).

 

 

La selección de los párrafos de los textos fueron elegidos teniendo en cuenta varios criterios (temática, extensión, contenido del mensaje, impacto en el lector, etc.) sin embargo no excluyen cierta cuota de arbitrariedad difícil de evitar, por lo cual pedimos disculpas por anticipado.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s