Extracto de los Sermones de Juan Wesley

SERMONES | Año 4 N° 10

La lectura de sus Obras, Sermones, Cartas y su Diario, son parte de la herencia metodista un “evangelio integral” para nuestra edificación personal y comunitaria.

 

 

De su Sermón “Los sufrimientos de un pueblo son fruto de su pecado” extraemos:

 

2 Samuel 24:17

Yo fui quien pequé, yo cometí el mal, pero estas pero estas ovejas  ¿qué han hecho?

“No sabemos de qué manera Israel había ofendido a Dios, qué provocó que su ira se encendiera; sólo conocemos el resultado. Incitó a David contra ellos a que dijese: Ve, haz un censo de Israel y Judá.

¿Pero quién lo «incitó»? ¡Pues no fue Dios! ¡Guárdense de atribuir esto a quien es fuente de amor y santidad! No fue Dios sino Satanás quien incitó a David. El paralelo de este relato en el libro de Crónicas dice «Pero Satanás se levantó contra Israel, e incitó a David a que hiciese censo de Israel.» (1Cr.21,1)

Satanás se presentó ante Dios para acusar a David y a Israel, y rogó a Dios que le permitiese tentar a David. Presentarse: precisamente este es el término que utilizamos para referirnos a quien acude a los tribunales para acusar a alguien. Por eso las Escrituras, que siempre nos hablan acerca de las cosas de Dios con un lenguaje propio de los humanos, dicen que Satanás se presentó así ante el tribunal de Dios. Y dijo David a Joab y a los príncipes del pueblo: Id, haced censo de Israel desde Beerseba hasta Dan, e informadme sobre el número de ellos para que yo lo sepa.(1Cr.21,2)

…..

¿No encuentran un asombroso paralelo entre la situación del pueblo de Israel y la nuestra?* El mal general provocó un castigo general. ¿No vemos ahora la misma causa provocar el mismo efecto? Igual que ellos nosotros también hemos pecado y ahora somos castigados, y tal vez esto sea sólo el principio de los dolores.(Mt.24;8) Tal vez ahora el ángel está extendiendo su mano sobre Inglaterra para destruirla. ¡Roguemos que el Señor diga al destructor «Basta ahora; detén tu mano»! (2S.24,16)

Muy pocos niegan que el dolor es fruto del pecado; esto ha quedado demostrado durante siglos de sufrimiento. Pero rara vez lo admitimos en nosotros mismos. Cuando hablamos del pecado como causante del sufrimiento, generalmente nos referimos al pecado de los demás, y creemos que nosotros sufrimos a causa de su pecado. ¿Pero es realmente necesario buscar tan lejos? ¿No alcanza con nuestras propias faltas para explicar nuestro

sufrimiento? Hagamos un análisis justo e imparcial, examinemos nuestro corazón, nuestra propia vida. Todos nosotros sufrimos, y todos hemos pecado. Me pregunto si no sería más beneficioso para todos que cada uno aceptara que es su propio pecado el que provoca sufrimiento en él y en los demás; que cada uno de nosotros dijera: «Yo pequé, yo hice la maldad; ¿qué hicieron estas ovejas?»

 

*Wesley se refiere aquí al inicio de la rebelión en las Colonias de América.
 
 
La selección de los párrafos de los textos fueron elegidos teniendo en cuenta varios criterios (temática, extensión, contenido del mensaje, impacto en el lector, etc.) sin embargo no excluyen cierta cuota de arbitrariedad difícil de evitar, por lo cual pedimos disculpas por anticipado.

 

Anuncios

One thought on “Extracto de los Sermones de Juan Wesley

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s