Extracto de las Cartas de Juan Wesley

CARTAS | Año 3 N° 10

La lectura de sus Obras, Sermones, Cartas y su Diario, son parte de la herencia metodista un “evangelio integral” para nuestra edificación personal y comunitaria.

De la carta a  “George Downing”* extraemos:

Liverpool, el 6 de abril de 1761.

Estimado señor,

Deje hablar al que quiera hablar, y si lo que se dice es la verdad, estoy dispuesto a aceptarlo. Si no lo es, no importa quién lo diga, no lo acepto. Magis amica veritas**.

Tuve una conversación agradable con el Sr. Venn, quien, supongo, está cerca de usted ahora. Creo que se comporta en forma normal como debe ser. Yo observaría cada punto de orden, excepto cuando la salvación de almas está en juego. Allí prefiero el fin antes que los medios.

Creo que es una lástima que los pocos clérigos en Inglaterra que predican las tres grandes doctrinas bíblicas (el pecado original, la justificación por la fe, y la santidad que es su producto) tengan recelos y malentendidos entre ellos.

¡Qué ventaja le debe dar esto al enemigo común! ¡Qué obstáculo es para la gran obra en la cual todos están involucrados! ¡Cuán deseable sería que hubiese una relación más abierta y franca entre ellos! Hasta donde, en verdad, juzgue que sea para la gloria de Dios, podrían declarar abiertamente en dónde radican sus diferencias.

Pero seguramente, si tienen vergüenza de afirmarse el uno al otro frente a todos, entonces también tienen vergüenza de afirmar a Cristo, tienen vergüenza del que envía si no aprueban a los que él ha enviado. Nunca faltarán, en verdad, excusas. ¿Pero tendrán valor delante de Dios?

Por muchos años he estado laborando por esto: laborando para unir, no dispersar, a los mensajeros de Dios. No es porque necesite algo de ellos. Como Dios me ha dado el poder para perseverar casi solo durante estos veinte años, no dudo de que me dará el poder para perseverar o con ellos o sin ellos.

Pero quiero que todos nos ayudemos mutuamente, y que el mundo entero lo sepa. Que sepan quiénes están de parte del Señor. Usted, confíe en ello, pertenecerá siempre al número de estos. ¡Oh, que prediquemos y vivamos el evangelio completo! ¡La gracia de nuestro Señor sea con su espíritu!

Quedo de usted, estimado señor, con afecto

Su hermano y siervo

Juan Wesley

 

 

*GeorgeDowing era capellán del conde de Dartmouth, y Rector de Ovington, Essex.

**”No hay amigo como la verdad”.

 

La selección de los párrafos de los textos fueron elegidos teniendo en cuenta varios criterios (temática, extensión, contenido del mensaje, impacto en el lector, etc.) sin embargo no excluyen cierta cuota de arbitrariedad difícil de evitar, por lo cual pedimos disculpas por anticipado.

Extracto de los Diarios de Juan Wesleyiarios

DIARIO | Año 3 N° 10

La lectura de sus Obras, Sermones, Cartas y su Diario, son parte de la herencia metodista un “evangelio integral” para nuestra edificación personal y comunitaria.

De su Diario extraemos:

[Wesley en Irlanda]

Domingo 10 de agosto 1760.

Después de predicar a las siete, en una casa llena dentro y afuera, dejé este cómodo lugar y regresé a Cork.

Tenía el deseo de predicar en otro lugar en la noche, pero el clima no lo permitió. Cuando se reunió la sociedad, una persona completamente cubierta de oro se metió violentamente. Por su apariencia lo hubiera juzgado como alguien de la nobleza. Más tarde fui informado que era el Dr. Taylor.

El lunes y martes, realicé una visita a la sociedad, lo que me afligió, aunque no me sorprendió, al encontrar tal decadencia. Dejé doscientos noventa miembros y encontré sólo doscientos treinta y tres. ¿Y cuál será el final, a no ser que los que permanecen aprendan a sobrellevar las cargas unos a los otros?

Agregando a los de las otras provincias, y cerca de seiscientos que están en Munster, el número total es de un poco más de dos mil.

Nuestras congregaciones de la noche esta semana fueron más pequeñas que de costumbre, ya que la gente importante estaba ocupada en asuntos más serios. Una compañía de teatro estaba en el pueblo. Sin embargo, muchos de ellos vinieron el viernes, porque una noche de vigilia era más nuevo para ellos que una comedia.

 

La selección de los párrafos de los textos fueron elegidos teniendo en cuenta varios criterios (temática, extensión, contenido del mensaje, impacto en el lector, etc.) sin embargo no excluyen cierta cuota de arbitrariedad difícil de evitar, por lo cual pedimos disculpas por anticipado.